SEVILLA

0:55 Todos los Juegos Gratis 0 Comments

La ciudad de Sevilla es la capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Cuenta con unos 705.000 habitantes y tiene una extensión de 141 km2. El área metropolitana de Sevilla está compuesta por 46 municipios e incluye a una población de unos 1. 550.000 habitantes, ocupando una superficie de 4.900 km2













Su casco antiguo es el más extenso de España, y su patrimonio histórico y monumental la convierte en una ciudad receptora de turismo nacional e internacional. Entre sus monumentos más representativos se encuentran La Catedral; que incluye La Giralda, El Alcázar, El Archivo de Indias y la Torre del Oro, los 3 primeros han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Puerto de Sevilla, situado a unos 80 km del océano Atlántico, es el único puerto fluvial de España, pues el río Guadalquivir es navegable desde su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda hasta la capital hispalense.



HISTORIA:
Muchas y diferentes culturas han estado presentes en la historia de Sevilla. Si queremos viajar a los orígenes de la civilización en el valle del Guadalquivir, la visita al Museo Arqueológico es obligatoria, ya que guarda tesoros de los primeros pobladores de la ciudad. Entre todos ellos destaca el Tesoro del Carambolo, muestra ejemplar de la influencia oriental asimilada por aquellos primitivos sevillanos del mítico Tartesos.

Muy cerca de la actual Sevilla, en Alcalá del Río, tuvo lugar en el año 206 a. C. la batalla final que enfrentó a romanos y cartagineses y que precedió a la fundación de la primera colonia romana de la zona, a la que bautizaron como Itálica en recuerdo del origen de sus fundadores.

El escudo de la ciudad recuerda a dos de los personajes más significativos de la Alta Edad Media en la ciudad, San Leandro y San Isidoro, que evocan la etapa visigoda ensombrecida por el esplendor de la Sevilla islámica que floreció a partir del año 712.

Como parte de la expansión del Reino de Castilla hacia tierras musulmanas, Fernando III conquistó la ciudad en 1248.

La edad dorada de la ciudad empieza tras el Descubrimiento de América en 1492. Sevilla se convirtió en el siglo XVI en el Puerto de Indias que monopolizaba el comercio con el Nuevo Continente. 

                                                     












        

El siglo XVII vio nacer varias figuras artísticas universales en esta ciudad: Diego Velázquez, Bartolomé Esteban Murillo, Juan de Valdés Leal... La importancia de la Sevilla barroca atrajo a otros muchos artistas destacados del Siglo de Oro, a Martínez Montañés, Zurbarán o a los escritores Cervantes y Lope de Vega, cuyas obras citan con frecuencia a Sevilla.

La producción de obras religiosas es esencial en la época, en la que se empezaron a organizar las actuales hermandades y cofradías de la ciudad. Además de muchas de las imágenes que todavía hoy desfilan en las procesiones de la semana santa, la escultura y la pintura de la época tienen su hogar en el Museo de Bellas Artes, el Hospital de la Caridad o la impresionante iglesia de San Luis de los Franceses. En todas estas actuaciones está presente Leonardo de Figueroa, máxima figura del Barroco en Sevilla.

El siglo XX comenzó en Sevilla con la ilusión de una Exposición Internacional y acabó con la celebración de la Expo 92, que conmemoraba el V Centenario del Descubrimiento y que supuso, desde el punto de vista urbanístico, un avance muy importante para la ciudad.

Ya en el Siglo XXI, los cambios en la ciudad no terminaron con la Exposición de 1992. En los primeros años del nuevo siglo, una amplia red de carril bici de 120 km surca las grandes avenidas y el metro es ya una realidad.

Sevilla va por buen camino, y con el esfuerzo de todos tiene asegurado un futuro muy prometedor.
 




QUE VISITAR:
Destacamos algunos lugares imprescindibles que visitar en Sevilla:

 Es la Catedral gótica más extensa del mundo y ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Su construcción se inició en 1.433.

El conjunto monumental de la Catedral lo complementan la Giralda, el Patio de los Naranjos y la Capilla 
Real. 











LA GIRALDA. Es el Campanario de la Catedral de Sevilla y la Torre más representativa de la ciudad. Mide 104 metros de altura y fue iniciada en el siglo XII como Alminar almohade de la Mezquita Mayor hoy desaparecida, a imagen y semejanza del Alminar de la Mezquita Kutubia de Marrakech (Marruecos)






EL PATIO DE LOS NARANJOS. Es un espacio rectangular, a modo de patio interior, que actúa como claustro de la Catedral. Hoy día, el Patio de los Naranjos, es uno de los anexos más visitados de la Catedral.

LA CAPILLA REAL. Hace las funciones de cabecera de la Catedral. En la Capilla Real se encuentra la imagen gótica de la Virgen de los Reyes, Patrona de Sevilla.

EL ALCÁZAR. Es el palacio real en activo más antiguo de Europa. Empezó a tomar su aspecto actual tras la conquista en 713 de Sevilla por los árabes, quienes utilizaron los Alcázares como residencia de sus líderes desde el año 720. Tras la Reconquista en 1248, fue alojamiento del Rey Fernando III de Castilla, tomándose por costumbre ser hospedaje de los sucesivos monarcas.







EL ARCHIVO GENERAL DE INDIAS. Se creó en 1785, bajo el reinado de Carlos III, con el objetivo de centralizar en un único lugar la documentación referente a las colonias españolas.

LA TORRE DEL ORO. Es una Torre albarrana situada en la margen izquierda del río Guadalquivir, junto a la Plaza de Toros de la Real Maestranza. 

EL METROPOL PARASOL. Conocido popularmente como las Setas de la Encarnación, es una estructura de madera con 2 columnas de hormigón, que albergan los ascensores de acceso al Mirador y que está ubicada en la Plaza de la Encarnación.

EL MUSEO DE BELLAS ARTES. Edificio de 1662, destaca por su colección de pintura española y sevillana del siglo XVII.

EL AYUNTAMIENTO. Constituye una de las muestras más notables de la arquitectura plateresca. Se comenzó a edificar en el siglo XV por Diego de Riaño.

EL HOSPITAL DE LAS CINCO LLAGAS. Alberga en la actualidad la sede del Parlamento de Andalucía. El elemento más característico del edificio es su iglesia. En su interior es donde se celebran actualmente los plenos.

LA PLAZA DE ESPAÑA. Es un gran espacio abierto monumental rodeado por un edificio semicircular de estilo regionalista. Fue encargada su construcción al arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana del año 1929
ARQUITECTURA RELIGIOSA
Sevilla es una ciudad con un gran número de iglesias, todas ellas de gran belleza y que guardan entre sus muros verdaderas obras de arte.

Muchas iglesias fueron construidas entre los siglos XVI al XVIII, dentro de las corrientes renacentista y barroca fundamentalmente. Hay que destacar que el estilo barroco hispalense es de gran belleza y monumentalidad que en edificaciones como San Ildefonso o El Salvador alcanza unos grados de una altísima belleza y bien merecen una visita.

También debemos mencionar la iglesia de Santa Mª La Blanca y la iglesia de San Luis de los Franceses.

Entre los templos monásticos encontramos aquellos que en la actualidad son parroquias, pero en otro tiempo fueron las iglesias de antiguos cenobios, como es el caso de San Jacinto, La Magdalena, Capuchinos.

Sevilla es una ciudad que además posee un gran número de capillas y ermitas, mayor que cualquier otra ciudad española. Estas capillas la gran mayoría son sedes de las Hermandades que procesionan en la famosa Semana Santa de Sevilla. Por citar algunas están la Capilla de los Marineros donde se encuentra la imagen de la Esperanza de Triana, y la Capilla del Patrocinio (donde podemos ver la imagen del famoso Cristo del Cachorro, obra de Ruiz Gijón).

Hacemos una mención especial a las dos basílicas que existen en la ciudad: la Basílica de la Macarena y la Basílica del Gran Poder, dos de las muchas hermandades por la que existe una gran devoción en la ciudad.

BARRIO DE SANTA CRUZ. Antiguo barrio de la judería medieval, ubicado en el casco histórico de Sevilla, es uno de los más emblemáticos y pintorescos de la ciudad. Con calles estrechas y sinuosas, sus casas de estilo sevillano tienen patios señoriales y balcones con barandillas de hierro forjado adornados con flores

 






















PARQUES Y JARDINES
Entre los parques y jardines de Sevilla destaca por su antigüedad la Alameda de Hércules, que es el más antiguo jardín público conservado en Europa (1574).

Otros jardines históricos son: el Jardín del Alcázar, el Parque de María Luisa, los Jardines de las Delicias de Arjona, los Jardines de Cristina, los Jardines de Murillo y el Paseo de Catalina de Ribera.

Entre los parques recientes destacan el Parque del Alamillo y el Parque de los Príncipes. Otros parques importantes en Sevilla son el Parque de Miraflores, el Parque Amate, los Jardines de la Buhaira, los Jardines de Murillo, los Jardines de San Diego, los Jardines Prado de San Sebastián, el Parque de San Jerónimo, el Parque Infanta Elena y el Parque José Celestino Mutis, entre otros.



















LOS PUENTES
El río Guadalquivir es uno de los elementos más importantes de Sevilla y gracias a él se han instalado aquí muchos pueblos que han dejado sus costumbres y cultura. El río está atravesado por puentes de diferentes estilos construidos en distintas etapas de la historia de la ciudad.

Con motivo de la Exposición Universal de 1992 se construyeron muchos de ellos, como el Puente de la Barqueta, Puente del Alamillo, Puente del V Centenario, dándole a la ciudad un toque de modernidad. Como puente más emblemático de la ciudad destacaremos al Puente de Triana.



GASTRONOMÍA
La gastronomía sevillana se caracteriza por su sencillez y frugalidad, no está basada en una complicada elaboración sino en el sabio aderezo de productos de la dieta mediterránea.

Para sofocar las altas temperaturas veraniegas destacan principalmente el gazpacho andaluz, la ensaladilla rusa, diversos tipos de platos fríos denominados salpicón y ensaladas variadas.

El “pescaíto” frito es un plato que consiste en freír, un variado de pescado enharinado, en abundante aceite de oliva. Asimismo, es muy común degustar una amplia gama de chacina, principalmente, jamón serrano, así como distintos tipos de queso; aunque no menos común es degustar el ya tradicional serranito, un bocadillo andaluz con orígenes sevillanos.

En los meses invernales es típico de la gastronomía autóctona el cocido andaluz compuesto por garbanzos y "pringá" (distintos embutidos, carne y tocino), las espinacas con garbanzos, la cola de toro, el menudo o callos, los huevos "a la flamenca", las "papas aliñás" (patatas cocidas aliñadas con distintos condimentos) y la sopa de picadillo.

Entre las bebidas más típicas destaca el "tinto de verano", la cerveza y en la Feria, el rebujito, el vino fino de Jerez y la manzanilla de Sanlúcar.

Al igual que en toda Andalucía, destacan las tapas. La lista de tapas es muy extensa, ya que en su elaboración intervienen la imaginación y creatividad de cada profesional de la hostelería sevillana. La cultura del tapeo está muy arraigada, y juntarse con su gente, amable y muy simpática, es una experiencia inolvidable.

Entre los dulces típicos mencionaremos; la torta de aceite, las tortas de polvorón, los pestiños, el alfajor, las yemas de San Leandro y el tocino de cielo. Durante la Cuaresma y Semana Santa son muy comunes las torrijas, dulces elaborados tanto de manera casera como en repostería.


FIESTAS Y TRADICIONES
SEMANA SANTA. En Andalucía, y especialmente Sevilla, se identifica como la fiesta por antonomasia. La celebración en la calle de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo se remonta a la Edad Media. Una tradición con cerca de siete siglos de existencia, sentida y vivida de manera tan especial que toda la ciudad se vuelca en esta única manifestación religiosa y cultural difícilmente explicable con palabras: mezcla de olores, sensaciones y emociones, manifestación artística de gran amplitud y tal calado en la sociedad sevillana, que elevan este espectáculo a ser considerado único en el mundo y Fiesta de Interés Turístico Internacional.

La Madrugá, en Sevilla, es la noche más especial. Sucede entre la noche del Jueves y del Viernes Santo. Y en ella desfilan todas las Hermandades.

EL CORPUS. El día del Corpus es fiesta local en Sevilla y se dedica al Sacramento de la Eucaristía. Se celebra una procesión que sale de la Catedral.

LA FERIA DE ABRIL. Se celebra una o dos semanas después de la Semana Santa, y tiene una duración de una semana. Comienza la noche del “lunes del alumbrao”, que es la inauguración oficial con el encendido de las luces del recinto ferial (en esta noche se degusta el tradicional “pescaíto frito” y el rebujito, en las casetas) y finaliza la medianoche del domingo siguiente, que concluye con un gran espectáculo de fuegos artificiales junto al río Guadalquivir

LA ROMERÍA DEL ROCÍO. Basa su existencia en el culto a la Patrona de Almonte (población de la provincia de Huelva). La Virgen es conocida como la Reina de las Marismas, la Blanca Paloma y Madre de Dios con la bella advocación de Ntra. Sra. del Rocío.

Su Santuario está ubicado en la aldea del Rocío, en las Marismas del río Guadalquivir, cerca de su desembocadura en el Atlántico, en pleno Parque Natural de Doñana, un entorno ecológico privilegiado y único en el mundo.

La Romería se ha convertido en uno de los acontecimientos populares de mayor relevancia, traspasando las fronteras nacionales y convirtiéndose en una de las devociones con más arraigo en Andalucía y en toda España. Actualmente se cuentan 106 Hermandades filiales.

FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DE LOS REYES. Tiene lugar la mañana del 15 de agosto y se conmemora la festividad de la Asunción de la Virgen y con tal motivo sale en procesión Ntra. Sra. de los Reyes, Patrona de Sevilla.

Dos días muy importantes también para los sevillanos son: el 28 de febrero que se celebra el DÍA DE ANDALUCÍA y el 30 de mayo, con las Fiestas en honor a SAN FERNANDO, Patrón de Sevilla.

El FLAMENCO, también conocido como "cante jondo" constituye la expresión más pura del folclore andaluz. Sus orígenes, aún discutidos, se relacionan con la llegada de los gitanos en el siglo XV a las campiñas de Cádiz y Sevilla.

Míticamente este arte se ha relacionado con la raza gitana. Sin embargo el flamenco constituye un fenómeno complejo, con múltiples variantes y difícil de circunscribir a un grupo social o étnico determinado.

Todos los estudiosos de esta artística modalidad expresiva están de acuerdo en que sus tres elementos esenciales son el cante, el toque (la guitarra) y el baile, contando con innumerables estilos o palos, agrupados en familias según unas estructuras, melodías o temas más o menos comunes.

Hoy en día el flamenco cuenta con una historia repleta de figuras extraordinarias: Enrique el Mellizo, Manuel Torre, Tomás Pavón, La Niña de los Peines, Antonio Chacón, Manolo Caracol o Pastora Imperio conforman algunos de los pilares de este arte histórico y rico en intérpretes, que ha llegado a ser una de las señas más significativas de la cultura de nuestra tierra.

Mención especial merece José Monge, más conocido como Camarón de la Isla, quien ha conformado la última gran figura del cante gitano. Recorriendo todo el repertorio flamenco llegó a la más alta cota de popularidad y destacó por llevar a cabo experiencias innovadoras.

En Sevilla los turistas podrás disfrutar diariamente de la representación de este arte en todo su esplendor en los conocidos tablaos flamencos -herederos directos de los antiguos cafés cantantes-, en las peñas de los barrios o en los festivales de los pueblos. 

 
















HOTELES RECOMENDADOS:

 Hotel Casa 180
Rodrigo Caro 6, 41004 Sevilla, España (Casco Antiguo)


Hemos pasado una noche en este Hotel y estamos encantados, la situación es inmejorable, al lado de la Giralda, los Reales Alcázares y de una buena zona de tapeo, en el barrio de Santa Cruz. Tiene un patio Sevillano muy bonito donde sirven meriendas por cortesia del hotel .
.






 Hotel Holos
8 Uruguay St, 41012 Sevilla, España
954 29 60 69

Hotel excepcional y muy refinado, muy silencioso también, acogida impecable y calurosa. Todo es muy moderno y hecho con gusto. El desayuno vale la pena. Recomendamos este hotel y volveremos a dormir aquí cuando venga a Sevilla.











RESTAURANTES RECOMENDADOS:

Mechela Restaurante

Calle Bailen,34, 41001 Sevilla, España

Una de estos sitios que no te lo crees hasta que lo pruebas por ti mismo. Es alta cocina a precio ridículo. Realmente merece la pena. Todo, absolutamente todo lo que comimos estaba exquisito. Un arroz con navajas impresionante y el Cuscus con rabo de toro sublime... faltan calificativos...

El Pimenton
Calle Garcia de Vinuesa 29, 41004 Sevilla, España
692216631
No hay nada como echar un buen rato con la familia y disfrutar de una buena comida. El local no es muy grande, pero la calidad de su comida sí. Hay una gran variedad de tapas y es bastante acogedor. El personal agradable y simpático. Aconsejamos el aguacate relleno y el solomillo con salsa diávolo.



Sevilla tiene un olor y un color especial, y el viajero en su paseo por la ciudad los disfrutará plenamente. Sevilla es, sin duda, un lugar para vivir.

                                                            VER VIDEO: