TORREMOLINOS ( MALAGA)

9:54 Todos los Juegos Gratis 0 Comments



SITUACIÓN :

Torremolinos está situado en la provincia de Málaga, en la costa mediterránea de la comunidad autónoma de Andalucía, y está integrado en la comarca de la Costa del Sol Occidental.


Entre las estribaciones de la Sierra de Mijas y el mar, en un terreno de suaves relieves que va perdiendo altura conforme se acerca a la línea marítima, se extiende el término municipal de Torremolinos, otra barriada de Málaga y municipio independiente desde 1988.

Los grandes espacios verdes existentes al pie de la sierra entroncan, una vez salvada la autovía del Mediterráneo, con el complejo y variopinto entramado urbano que le otorga un singular perfil a la localidad, hay cuatro núcleos bien diferenciados: El Calvario, El Bajondillo, La Carihuela y el entresijo de calles que conforman la zona más tradicional de la ciudad.



HISTORIA :
Los primeros asentamientos humanos en este municipio, se remontan nada menos que a 150.000 años atrás. A ese período de la Prehistoria corresponden los nueve cráneos humanos hallados en las cuevas del Tesoro, de los Tejones, del Encanto y Tapada, hoy desaparecidas, que se ubicaban en la Punta de Torremolinos, actual Castillo de Santa Clara, donde asimismo se encontraron vasijas de arcilla, puntas de hachas, collares, brazaletes y anillos.


Durante la dominación romana, Torremolinos estuvo perfectamente comunicado con Málaga y Cádiz, mediante la calzada que fue construida para unir estas dos ciudades. Debido a esa buena comunicación, en el municipio fueron instaladas tres factorías de salazones (sobre todo para la producción del famoso garum, una especie de salsa derivada del pescado que era imprescindible en la gastronomía romana).   

Los árabes, con su sempiterno culto al agua, no dudaron en aprovechar el caudal que nacía en la zona de Los Manantiales y llegaba hasta la playa, y así, a lo largo del recorrido de este caudal construyeron numerosos molinos. En torno a 1.300, en plena época nazarí, se inicia la construcción de una torre defensiva al final de la actual Calle San Miguel, para evitar en lo posible las invasiones por mar. En alusión a esta torre y a los molinos, se configuró el nombre de la ciudad.

Poco después de la toma de Málaga, los Reyes Católicos le concedieron a esta capital la propiedad de los manantiales de Torremolinos, decisión que años más tarde (1511) fue corroborada por Juana la Loca. Así, bastantes años más adelante, los molinos construidos por los árabes fueron quedando sin función alguna por falta de caudal.

 El acoso a la costa malagueña por parte de navíos corsarios no cesa, y para defender el litoral de Torremolinos, se construyó un Castillo o Batería. De este fortín, aún se conservan algunos restos, en la zona conocida como La Batería.



En 1923 se ponen en marcha dos proyectos para desviar a Málaga las aguas de Torremolinos, dado el aumento de población de la capital y los escasos recursos hídricos con los que en aquella época contaba. Esta iniciativa acabó por materializar la conversión del municipio torremolinense, en barriada de Málaga.

Sir George Langworthy, un peculiar ciudadano británico que se instaló en Torremolinos a finales del siglo XIX, compra el Castillo de Santa Clara y en 1930 lo convierte en hotel-residencia, y con él inaugura el primer establecimiento turístico no sólo de Torremolinos sino prácticamente de toda la Costa del Sol.

A partir de los años 50, con la inauguración de varios hoteles más, empezó a fluir el turismo y ahora 60 años más tarde, aquel tranquilo pueblo surgido al amparo de una torre vigía y de unos molinos, que aprovechaban las abundantes aguas de sus manantiales, es conocido en todo el mundo y se ha colocado a la cabeza en el ámbito turístico internacional.

QUE VISITAR :

Seguramente por su proximidad a Málaga, y por haber sido durante tantos años ‘una barriada más’ de la capital de la provincia, Torremolinos no dispone de notables monumentos de cierta antigüedad, excepción hecha de la Torre Pimentel, pero como contrapartida posee una de las ofertas de ocio más completas de la Costa del Sol, una excelente infraestructura deportiva y cultural, unas encantadoras barriadas, un formidable paseo marítimo y unas playas que, por su calidad, le han permitido sustentar su liderazgo turístico.



Visitas Destacadas: Calle San Miguel, Torre de Pimentel, Casa de los Navajas, Molino de Inca, complejo deportivo Ciudad de Torremolinos, La Carihuela, Palacio de Congresos, Auditórium Príncipe de Asturias y el Parque de la Batería.


Calle San Miguel.
Antes de que a finales de los 50 se produjera el imparable ‘boom’ turístico, la Calle San Miguel ya era el centro neurálgico de Torremolinos.

Lo que a simple vista puede parecer una de tantas calles peatonales atiborradas de comercios, como las hay en cualquier otra localidad costera, se transforma en este caso en una vía con una identidad propia e intransferible debido al bullicioso ambiente cosmopolita y a algún que otro elemento aún por definir que le confieren un sello absolutamente diferenciador con respecto a otras calles de similares características.

La Calle San Miguel,  también es conocida como "Calle de Europa", por tratarse de una de las vías más transitadas del continente, ya que durante el verano este punto de Torremolinos puede ser recorrido por más de 100.000 personas diariamente.


Torre de Pimentel.
Bajando esta calle hacia el mar, se encuentra la Torre de Pimentel, construida en el siglo XIV.


La Casa de los Navajas.
Esta casa es una hermosa extravagancia de un vecino de Churriana, que en 1925 decidió construir una gran mansión en estilo neo mudéjar.


El Molino de Inca.

Situado en la zona de Los Manantiales, es el más antiguo de cuantos había en el municipio (en 1923, había 19 molinos) y el primero que recibía el agua de la sierra.


En su entorno se ha construido un jardín botánico de 40.000 metros cuadrados, con más de 150 palmeras de 50 tipos distintos, 300 árboles de 60 especies diferentes y 400 arbustos de diversa procedencia. La fauna está representada, en su mayoría por aves, entre las que se encuentran guacamayos, tucanes, cacatúas o ninfas.

El Molino de Inca está situado en un lugar paisajístico privilegiado, donde se ubican los nacimientos originales de los manantiales de Torremolinos que son el Inca, el de la Cueva y el del Albercón del Rey.

  

El complejo deportivo Ciudad de Torremolinos.
Situado en la zona de expansión de Torremolinos, entre el núcleo urbano y Los Manantiales, consta de numerosas instalaciones, como el campo de fútbol de césped El Pozuelo, el polideportivo Palacio San Miguel, la piscina olímpica Virgen del Carmen, pista de atletismo, campos de fútbol de tierra y pistas de tenis o de pádel.

 El Barrio de La Carihuela.
Al oeste del municipio, es el paraíso del famoso ‘pescaíto frito’ y sin duda una de las zonas gastronómicas más famosas de la Costa del Sol. A pesar del aluvión turístico que recibe, el barrio conserva intactos sus rincones más típicos: calles estrechas, placitas recoletas y cuajadas de plantas y flores y, por encima de todo, su peculiar sabor marinero. El paseo marítimo conecta esta zona con el Bajondillo y Playamar, donde, al igual que en La Carihuela, las playas y la oferta culinaria están a la altura de su fama.

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Torremolinos.
Se sitúa muy cerca del casco urbano, en una pequeña loma desde la que se puede observar una excelente panorámica del litoral. Su arquitectura, pionera en su tiempo por la modernidad de su forma, sigue llamando la atención por su solidez y funcionalidad.
 














El Auditórium Municipal Príncipe de Asturias.
Es una de las grandes infraestructuras culturales de este municipio. El edificio tiene una superficie de 6.500 metros cuadrados y cuenta con un aforo para 1.790 personas sentadas y otras 5.500 de pie. Concebido para la celebración de cualquier tipo de evento, en él se llevan a cabo representaciones líricas (ópera y zarzuela), dramáticas, de danza y en ocasiones también acoge multitudinarios banquetes.

Parque de La Batería.
La Batería cuenta con  un lago central navegable, y una torre mirador con vistas al litoral.



PLAYAS :

El principal atractivo turístico de Torremolinos son sus playas. El término municipal dispone de casi 7 kilómetros de litoral, siendo sus playas principales las de Los Álamos, Playamar, El Bajondillo, La Carihuela, Montemar y El Saltillo.



Se trata de playas urbanas accesibles desde el Paseo Marítimo. En general son de arena oscura y oleaje moderado y presentan un nivel alto de ocupación durante los meses de verano. Las más populares son la playa de El Bajondillo y La Carihuela, situadas en el centro urbano. La primera tiene más de un kilómetro de longitud por 40 metros de ancho. La Carihuela tiene la misma anchura aproximadamente y unos 2 kilómetros de longitud. Esta playa se sitúa en el antiguo barrio de pescadores del mismo nombre, donde abundan los restaurantes.

      
GASTRONOMÍA :

El ‘pescaíto’ de La Carihuela y del Bajondillo-Playamar, es el plato por excelencia de este municipio; se trata una especialidad culinaria que prácticamente reside sólo, en la forma de freír el pescado, pero que ha traspasado fronteras y se ha convertido en la oferta gastronómica más apreciada y conocida de Torremolinos.
Torremolinos, cuenta además con más de 250 restaurantes, con una oferta culinaria para todos los gustos y bolsillos.

               
FIESTAS :

Como municipio turístico de primer orden, Torremolinos cuenta con un calendario de fiestas que apenas da tregua al descanso. La primera cita es la del Campeonato de Baile Retro, que se celebra en el auditórium Príncipe de Asturias la última semana de febrero. Parejas venidas de toda Europa, mayores de 50 años, participan en esta singular competición que, cada jornada, arrastra al auditórium a un numerosísimo público.

El carnaval (primera quincena de marzo), tiene especial calado en Torremolinos por la alta participación popular en la fiesta y por la calidad de los grupos que participan en el Certamen de Chirigotas, Murgas y Comparsas, que se desarrolla en el Auditórium Municipal.

Entre primeros de marzo y primeros de abril, los alrededores de la Ermita de San Miguel, en el Pinar de Los Manantiales, acogen el Día de los Verdiales, durante una jornada dedicada al folclore autóctono malagueño y en la que se interpretan los tres estilos: Comares, Almogía y Montes. Entre el cante y el baile, también hay una demostración gastronómica.

Peñas, asociaciones, hermandades y otros colectivos participan muy activamente en la fiesta de las Cruces de Mayo. En el montaje de los altares, que siempre merecen el elogio del público que los visita, se emplean los tradicionales cacharros de cerámica y cobre, vistosos mantones de Manila y flores, muchas flores y plantas decorativas.

La Noche de San Juan (23 de junio), es una tradición arraigada en todo el municipio, pero los festejos que organiza la Hermandad de Marineros de la Virgen del Carmen, y los que tienen lugar en las barriadas de San Juan y Cantarranas gozan es la máxima popularidad. Como es tradición, se encienden fogatas en distintos lugares y los más jóvenes compiten en los saltos más arriesgados. La procesión del santo tiene lugar el día 24 de junio, después de una misa en la que interviene el Coro Rociero de San Juan.

La Feria del Carmen, a mediados de julio, lleva a La Carihuela a miles de personas, sobre todo el día en que la imagen de la Virgen es colocada en una barca, para realizar un recorrido por las aguas del municipio. El centro de la fiesta se sitúa en la plaza de El Remo, donde tienen lugar las actuaciones musicales y los bailes más variados.
A finales de septiembre, Torremolinos es Romería, la de San Miguel, que se celebra en los cercanos pinares de Los Manantiales. Por el número de personas que participan en ella (más de 200.000), está considerada como la segunda de Andalucía, después de la de El Rocío.

Unos días después comienza la Feria de San Miguel, Patrón de Torremolinos, que, como en algunas otras localidades malagueñas, se desarrolla, durante el día, en el centro de la ciudad, y por la noche en el recinto ferial, donde prácticamente todos los colectivos torremolinenses y muchos particulares instalan una caseta. A pesar de los miles de turistas que acuden a ella, la Feria de San Miguel conserva un inequívoco carácter andaluz, más acusado incluso en los últimos tiempos porque hay un decidido empeño en que las tradiciones no se pierdan.

El primer jueves de septiembre la localidad se vuelca también en el Día del Turista, instaurado hace años para agradecer a los visitantes el que hayan elegido Torremolinos para pasar sus vacaciones. Actuaciones folclóricas, degustaciones gastronómicas y la elección del Turista de Honor son los actos más destacados de esta jornada.

 La Semana Santa de Torremolinos, arranca en fecha tardía (1924), en comparación con otras localidades malagueñas, y lo hace con la fundación de la cofradía de Nuestro Padre Jesús y María Santísima de los Dolores, cuya sede es la Parroquia Madre del Buen Consejo. La cofradía realiza su salida procesional el Viernes Santo.


En el mes de agosto Torremolinos acoge su tradicional Festival Flamenco.  El festival es uno de los más veteranos de la provincia de Málaga y cada año acerca hasta la localidad un plantel indiscutible de primeras figuras.

Junio es el mes de EUROAL, la Feria de Turismo, Arte y Cultura de América Latina y Europa, que se celebra desde el año 2006 y que reúne en el Palacio de Ferias y Congresos a los máximos exponentes del turismo nacional e internacional.

HOTELES RECOMENDADOS:

Hotel Don Paquito***
3.0 de 5 Avenida Del Lido s/n | Playamar, 29620 Torremolinos, España

Buen desayuno, variado y razonable calidad. Limpieza y servicio del personal óptimos. Habitación estándar no demasiado grande pero confortable. Baño con ducha hidromasaje. Piscina y jardín bien. Situación primera línea de mar. Bastante tranquilo.




Hotel Villa Albero**
  Avda. Carlota Alessandri No 82, 29620 Torremolinos, España


No está en primera línea de playa pero tiene un encanto especial y a solo dos minutos reales andando a la playa. Los precios son competitivos y lo mejor la tranquilidad y el trato del personal. Otro punto a favor el wifi, parece que el wifi en muchos hoteles es oro, aquí han conseguido la rapidez necesaria.


RESTAURANTES RECOMENDADOS:


El Trillo
Calle Salvador Allende, 54, 29620 Torremolinos, España
+34 952372643



  Está dirigido por una simpática pareja encantadora y un menú variado con una excelente relación calidad-precio de 15 euros por una comida de tres platos con pan. Los vinos son EXCELENTES y tienen un precio razonable.
Recomiendo encarecidamente este restaurante por su excelente comida,  buena relación calidad-precio y muy simpáticos propietarios.

La Cacerola
Calle Dona Maria Barrabino, 5, 29620 Torremolinos, España
+34 952 37 67 57

Sitio muy acogedor! Buena relación calidad precio. Especialidad en carnes... Buenos postres caseros.
 Un ambiente bohemio y cálido, similar al de una antigua casa, se mezcla con el buen servicio de sus simpáticos dueños.... 


Su sol, su cultura, su historia y su gastronomía, hacen de Torremolinos una oferta turística ilimitada.